¡Deja de copiar e hibrida!

Ayer fue un día intenso, el post late-night sobre #tabakaos fue una buena muestra de ello, pero desde bien pronto el día empezó con fuerza. Asistí a la jornada organizada por Euskadi+Innova sobre: Visiones hibridas ¡¡Viva la mezcla!! impartida por Amalio A. Rey de Emotools.

Últimamente rondan muchas cosas en mi cabeza y la que suele aparecer con más asiduidad gira entorno a la hibridación: ¿Cómo sería un ecosistema en el cual el emprendizaje social, la educación expandida y la producción artistica y audiovisual conviviesen y se hibridasen? Me resulta divertido tener estos pensamientos hoy en día porque mis últimas `preocupaciones hibridas´ no iban más allá de un ejercicio de química orgánica en la universidad. Ahora he dejado la química a un lado y hablo de hibridación de: disciplinas, servicios, perfiles…

Durante la jornada Amalio habló sobre un montón de cosas interesantes, era la primera vez que le veía en persona, y la verdad es que su discurso me resonó con fuerza. Podéis repasar la conversación mantenida en Twitter aquí: #hibridando

Al tema. Trataré de compartir las cosas que saqué en claro y en las que he estado reflexionando últimamente:

– Vivimos en la sociedad del REMIX, el pirateo y la copia son conceptos del pasado, hoy en día todo es susceptible de ser combinado, agregado, copy-paste-eado,… Hay ideas por todas partes y alguien tiene que unirlas y desarrollarlas. Y ese alguien puedes ser tú.

– Está claro que un problema clave de las políticas públicas de innovación es que todas están centradas en la creación y no en la consolidación de proyectos. Este fanatismo por el momento foto no permite una evolución natural del proyecto y nadie se para a pensar en como aprovechar los espacios y proyectos existentes. Creo que este problema está muy estrechamente unido a la hiperplanificación e hiperdiseño de espacios y proyectos. Me explico, ese afán de querer todo atado no deja espacio a la generación espontánea de contenidos y conocimientos y difumina la identidad propia de los usuarios finales. Me explico todavía más: ¿Porqué no han abierto la Alhondiga Bilbao `vacía´, porque no arreglan un par de columnas de Tabakalera y la vuelven a abrir? El miedo a lo beta, a lo abierto, a lo moldeable y volátil se ha apoderado de las políticas públicas y de la sociedad en general (sobre esta percepción ya hablé en mi primer post). Así es difícil hibridar.

– Creo que todos y todas tenemos claro que si juntamos gente de diferentes disciplinas , lo más dispares posibles (véase, una mecánico, un ambientólogo, una bailarina y una psicóloga), mayor diversidad y complejidad de ideas surgirán y la probabilidad de crear proyectos y modelos disruptivos será mayor. Genial, otra lección aprendida gracias a la madre tierra y el `efecto de borde´ que se da entre diferentes ecosistemas colindantes dando lugar a una mayor biodiversidad. Por favor, biomimética como asignatura obligatoria en bachiller, ¡ya! ¡Gracias!

– Amalio A. Rey concluyó diciendo que la hibridación es utilizar la Y en vez de la O. La fusión de atributos en `conflicto´. A su vez concluyo este post antes de que sea eterno.

Seguiremos investigando sobre entornos híbridos. Porque nadie ha dicho que esto sea fácil.

Iñigo Blanco