Explorando las intersecciones mediante el Natural Thinking

Ayer tuve el placer de visitar el Open Space enmarcado dentro del programa Kit Krak que diseña e implementa Amasté / Colaborabora con ZAWP Bilbao como entorno. Kit Krak es un campo de trabajo un tanto especial << Se trata de reunir a un grupo de personas con saberes e intereses diversos y complementarios, para en conjunto, proponer un kit de herramientas y procesos con los que enfrentarse creativamente al anunciado krak. Y hacerlo desde la práctica artística, la ecología, la ética feminista, la economía solidaria, los modelos organizativos horizontales e incluyentes, las prácticas colaborativas, el hacking, la soberanía energética, la biomimética… Todo aquello que las personas participantes puedan aportar. >>

El gran Eleder Aurtenetxe nos ha explicado el funcionamiento de la metodología de reunión y dialogo Open Space Technologies y a continuación hemos empezado a formar la agenda del día de forma colaborativa, es ahí cuando me he lanzado a compartir una idea que rondaba mi cabeza últimamente…

Natutal Thinking:

¿Cómo podemos diseñar e implementar procesos y proyectos basados en la naturaleza?
¿Cómo se pueden hibridar Design Thinking y Permacultura, Decrecimiento y Biomimética ?
¿Cómo todo esto puede afectarnos como individuos y cómo puede afectar a las empresas?                                                       … y claro, ¿Cómo podemos hacer con esto un Kit para enfrentarnos al Krak?

Un lujo de personas las que han aparecido a hablar y dar forma a ese pensamiento que está en el aire y que esta vez a tomado forma en la palabras Natural Thinking: Silvia, Eugenio, Adolfo, Alvaro, Ricardo, Lidia, Xabier, Andrea, Leire, Joseda, Vero, Mónica, Cristina, Pablo y yo mismo. ¡Gracias equipo!

Voy mezclando macro/meso/micro-reflexiones con temas tratados en el círculo del Open Space sobre lo que hemos venido a llamar Natural Thinking:

Empezamos hablando de Design Thinking, permacultura, decrecimiento, biomimética y cómo podemos aprender de todas ellas y empezar a pensar en un proceso híbrido. Rápido empezamos a alejarnos del tema principal y empezar a hablar de yoga (y los 5 puntos para la salud de mano de Leire), microbios, patrones naturales…

Adolfo apuntó un detalle interesante sobre el rol de creador de los diseñadores, en vez de un rol de creados que estaría más cercano a la sensibilidad de la permacultura.

La conversación derivó en temas relativos al trabajo y las diferentes esferas que lo rodean y las diferencias entre el empleado el militante y el voluntario… y las diferencias entre crecimiento y progreso.

Tuvimos la suerte de tener a Silvia, una chica finlandesa que compartió su visión de la situación del sur de Europa desde su perspectiva y experiencia. Hablando del tono anti-europea del parlamento de su país y la negativa valiente de varios partidos a pagar la deuda de otros países porque sólo beneficiaría a los bancos y no a la ciudadanía.

Leire entonces dijo “¡Es que yo quiero un crack! para que la gente pueda ser dueña de si misma.

Eugenio para finalizar quiso soltar al grupo las preguntas “¿Tú para que vales? y ¿Y eso para que sirve?” dos preguntas que funcionan para que cada persona sea capaz de seguir su leyenda personal.

Como conclusión decir que todos tuvimos la convicción de que tenemos que ser co-protagonistas del viaje y tener referencias compartidas para ello, que estamos inmersos en un cambio de época (y no una época de cambios) y que para ellos tenemos mucho que aprender de la naturaleza y de los ecosistemas que nos rodean.

Unas cuantas preguntas que me llevo a casa…
¿Cómo podemos pasar de diseñar proyectos centrados en personas a centrados en ecosistemas?
¿Cómo afectaría eso a las estructuras políticas y empresariales?
¿Cómo de importante es estar centrados como personas para interactuar con el entorno?

Seguiremos dando vuelta a la idea del Natural Thinking esperando poder prototipar y testear algunas de las ideas surgidas muy pronto para poder dotar de nuevas herramientas a nuestro kit diario de social designers para hacer frente al Krak que nos rodea.

En definitiva una explosión de energía y electrones la que se está gestando en los pabellones de ZAWP en Zorrozaurre. Qué siga la aventura y muchos ánimos y fuerza a las personas participantes de Kit Krak.